Descubre cuales son las mejores posturas para quedarte embarazada

Aunque no existen estudios oficiales que demuestren cuáles son las mejores posturas para concebir, hay ciertas posiciones que favorecen a los espermatozoides para no perderse por el camino.

Son posturas que de una u otra forma consiguen una penetración más profunda y que la eyaculación permanezca en el interior de la mujer por más tiempo.

Muchos profesionales desaconsejan las posturas que obligan al esperma a moverse en sentido ascendente, teniendo que ir en contra de la fuerza de gravedad como las posturas en que la mujer se encuentra encima o de pie. Las más recomendables son:

• La cuchara: Es una posición muy fácil que permitirá relajarte cuando estés tratando de quedarte embarazada. Consiste en permanecer los dos tumbados sobre la cama mirando hacia el mismo lado. Él te abraza por atrás y se produce la penetración.

• El perrito: Es una postura muy beneficiosa para concebir un bebé, porque podrás aumentar la cantidad y profundidad de la penetración y el esperma estará lo más cerca posible al cuello del útero.

• El misionero: Es una postura clásica muy íntima porque se produce contacto visual. Puedes colocar una almohada bajo tus caderas para aumentar la inclinación de tu vagina de manera que el semen vaya de manera más directa al útero.

• La montaña mágica: Es muy similar al perrito, pero el hombre se ubica inclinado sobre la mujer y se quedan los dos mirando en la misma dirección, pegados. Esa posición permite una penetración perfecta para quedarse embarazada. Puedes colocar cojines en el suelo para que te resulte más cómodo.

• La mariposa: Es una de las ideales para obtener una mayor penetración. La mujer se tumba boca arriba sobre una superficie plana y elevada, el hombre se coloca de pie frente a ti poniendo las piernas de su pareja sobre sus hombros. Te puedes ayudar apoyando manos y brazos para elevar las caderas y facilitar la penetración.

¡Importante! Debes dejar el estrés y la ansiedad de lado y lo más importante: no caer en la obsesión.

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: 

Deja un comentario