En el hospital de Cabimas han utilizado teléfonos durante cirugías por daño de planta eléctrica

En emergencia, consulta externa y Rayos X no hay aire acondicionado | Foto: Mayreth Casanova

Cabimas.- !Auxilio, auxilio¡, gritaban los pacientes y médicos residentes del Hospital Dr. Adolfo D’ Empaire en Cabimas, estado Zulia, durante una protesta que realizaron para pedir dotación de insumos, la reparación de equipos y la planta eléctrica. También exigir suministro de agua por tuberías, el cual es inexistente.

Luis Godoy, médico residente de Cirugía General, señaló que tras el daño de la planta eléctrica que suministraba energía a determinadas áreas como: quirófano, Sala de Parto y la Unidad de Cuidados Intensivos, han tenido que operar a oscuras.

Médicos y pacientes protestan en el hospital de Cabimas. Foto: Mayreth Casanova

Las fluctuaciones de voltaje son constantes y por los cortes eléctricos a mitad de las intervenciones quirúrgicas, han tenido que utilizar sus teléfonos celulares para alumbrar al paciente y terminar el proceso.

Lee también: Bajones eléctricos dañan planta y equipos en el hospital de Cabimas

“Después que se dañó la planta, también se han quemado muchos equipos que necesitamos. En las intervenciones, si hay un corte o un bajón, tenemos que usar los teléfonos para terminar porque quedamos a oscuras y hay casos que no pueden esperar”, dijo Godoy.

Para él, sus compañeros y los pacientes, las condiciones son críticas, porque no tienen los recursos adecuados para atender emergencias. Las áreas de consulta externa, Fisiatría y Rayos X están cerradas porque no hay ventilación ni equipos médicos.

Las áreas de Truma Shock está clausurada por falta de iluminación y ventilación. Foto: Mayreth Casanova

Mientras que el área de Trauma Shock está clausurada, porque no hay iluminación, aires acondicionados ni equipos para atender a los pacientes que ingresan y requieren cuidados intermedios. También informó que Sala de Parto, está contaminada por la falta de saneamiento.

En el Adolfo D’ Empaire, en su mayoría, atiende a los habitantes de Cabimas, Santa Rita, Simón Bolívar y Lagunillas. Aunque también pacientes de los estados Falcón, Lara y Trujillo.

“El problema de salubridad es grave, no hay agua por tuberías. Las salas sanitarias están casi clausuradas”, manifestó Godoy.  Se conoció que el lunes 14 de mayo, el hospital se mantuvo por 18 horas sin personal de limpieza. El olor condena espacios internos del centro asistencial.

Crisis hospitalaria por insumos

En el hospital de Cabimas, al igual que en otros municipios zulianos, la escasez de insumos es notable y los residentes aseguraron que no cuentan con suturas, guantes, kits de parto, anestesia ni tampoco medicamentos como antiinflamatorios, antibióticos, analgésicos ni antihistamínicos para atender a los pacientes.

No hay suministro de agua por tuberías para mantener el centro en buenas condiciones. Foto: Mayreth Casanova

Aurora Damez, tiene 18 años, y en abril la operaron de emergencia por apendicitis, la joven aseguró que su mamá tuvo que ir de “carrera” para comprar todos los insumos que en el hospital no había. Incluso, llevó las hojas para su historia médica.

Leidy Rincón, mientras protestaba junto a los médicos,  comentó que su sobrino tiene una bacteria y debe realizar todos los exámenes de laboratorio en clínicas privadas, al igual, que la compra de los medicamentos. El adolescente tiene 4 días hospitalizado y ha gastado 60 millones de bolívares para su mejoría.

Los residentes y pacientes esperan una respuesta por parte de la Secretaría de Salud y el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, para que responda a sus inquietudes y recuperen los espacios hospitalarios.

Foto: Mayreth Casanova

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó la noticia
El Pitazo

Deja un comentario