La gran lección que un profesor de la universidad de Granada da a sus alumnos

Estar nervioso antes de un examen es algo muy normal. Cuando se aproxima la fecha de la prueba que tanto nos asusta, no es raro que algunas sensaciones como el estrés o la ansiedad se apoderen de nuestra mente. Tranquilo, si estudias en la Universidad de Granada, el profesor de Fisiología Javier Díaz Calvo hará que temples tus inquietudes con su lección viral.

Se ha convertido en todo un fenónemo en las redes sociales gracias a las instrucciones que dio a sus alumnos antes de uno de sus exámenes. El folio con los comentarios fue inicialmente difundido por uno de sus pupilos en Facebook, pero se ha convertido en viral tras la publicación en Twitter. Tiene más de 9.500 retuits y más de 14.500 ‘me gusta’

“Esto lo ha escrito un profesor de la Facultad de Farmacia de Granada. La docencia con este tipo de personas mejoraría el rendimiento de muchos alumnos, no habría tanto desánimo entre los estudiantes y la figura de los profesores no seria tan criticada. Léanla”, tuiteaba Néstor Peñate, alumno de Javier con la foto de las instrucciones.

El encabezado reza “instrucciones para el examen y para después del mismo” y hace años que este maestro la reparte en la prueba final. Además, la cosa viene con sorpresa. No es el típico manual de estilo para ahorrarse la enésima pregunta sobre si hay alguna norma expecional o límite de folios. Son directrices más para el examinado que para realizar el test en sí.

Cuatro puntos importantes

“1. Estoy convencido de que conocéis las preguntas, están extraídas de lo que hemos trabajado en clase muchas veces. Confiad en los conocimientos que habéis recibido y en vuestro trabajo.

2. Los exámenes son únicamente muestras del conocimiento en el momento actual. Soy consciente de que estás [email protected] y que tienes más asignaturas, pero puedes hacerlo. Si te “atascas”, pregunta, yo intentaré guiarte para que seas capaz de continuar por ti [email protected] Eso es un examen, simplemente vas a escribir sobre lo que sabes de lo que has elegido estudiar. Puedes hacerlo y lo vas a hacer bien.

La docencia con este tipo de personas mejoraría el rendimiento de muchos alumnos, no habría tanto desánimo

3. Por favor, evitad en la medida de los posible la descarga simpática y el estrés. Ya sabéis lo perjudicial que es el estrés para todos los sistemas, y estoy aquí para ayudaros.

4. Si el resultado no es el esperado por ti, podrás mejorar en sucesivas convocatorias y te servirá para saber qué conocimientos debes reforzar más”.

Para después del examen

“Tengo nuevo horario de tutoría. Estaré encantado de hablar con vosotros acerca de lo que queráis a cualquier hora, en cualquier lugar. Si puedo ayudaros en algo, contad conmigo“, continúa en su ‘manifiesto’.

El profesor anima a sus alumnos a seguir “teniendo curiosidad por todo” y les recomienda evitar el estrés. “Trabajad con firmeza y determinación, pero disfrutando y cultivad las relaciones con familia y amigos. Estudiad mucho, pero no dejéis de lado a aquellos que nunca os abandonarán”, sigue.

Termina su escrito remarcando la importancia de la risa al mismo tiempo que aconseja relativizar los fracasos. “Gracias por soportarme durante todo un cuatrimestre y gracias por enseñarme bastante más de lo que vosotros habéis aprendido de mí. Vuestro profesor, Javi”.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó la noticia

Deja un comentario